Érase una vez…una reina que quería tener la mejor página web del reino y convertirla en la número uno en ventas.

Reunió a todos los magos consejeros de la corona para saber por dónde empezar, cómo lograrlo y qué hacer.

 

La MAGA DEL DISEÑO le prometió que si tenía la mejor imagen, los colores más llamativos y las fotografías más artísticas lograría aumentar sus ventas. Por que ya sabes, la imagen vale más que mil palabras.

Así lo hizo pero las ventas no llegaban.

Ordenó cortarle la cabeza.

El MAGO DEL SEO le dijo que utilizando unas palabras clave mágicas para que apareciera en el primer puesto de Google vendería más.

Así lo hizo y a pesar de tener más visitas en su página web, las ventas seguían sin llegar.

Ordenó cortarle la cabeza.

La MAGA DE LA PUBLICIDAD ONLINE, con voz temblorosa (normal, a nadie le gusta que le corten la cabeza) le propuso que la única manera para que sus súbditos conocieran su web y tener más ventas era promocionarla en anuncios online.

Invirtió buena parte de su fortuna y solo tuvo una o dos ventas.

Su cabeza también fue cortada.

El MAGO DE LAS REDES SOCIALES y del contenido de valor (bueno valor, valor.. le quedaba poco ante el enfado de la reina) le aconsejó que solo podría vender más si tenía presencia diaria en las redes sociales, escribía un artículo semanal en su blog, creaba vídeos para Youtube con consejos reales, hacía directos para parecer más cercana a sus súbditos…

Y ¿sabes qué?. Que seguidores logró un montón pero ventas ni una.

Al mago le cortó la cabeza y, además, alimentó a los cocodrilos reales con su cuerpo por todo el esfuerzo que tuvo que hacer para nada.

La MAGA DEL NEUROMARKETING le propuso poner “neuro” a todo lo que ofrecía en su web porque así daba una imagen más innovadora y científica, y la gente la tomaría más en serio.

Y por supuesto, a ésta también le corto su “neurocabeza”

Desesperada, frustrada y enfadada con el mundo y cansada de escuchar tanto consejo inútil, se enteró que había un pequeño comerciante que en todo el reino, vendía más que nadie con su página web.

Lo mandó a llamar.

Quería saber, de manera inmediata, cuál era el secreto de su éxito.

Un joven sonriente y enérgico (demasiado seguro para su temprana edad) se presentó ante la reina.

Se arrodilló frente a ella, y tras escuchar detenidamente y con atención todo lo acontecido, disimulando el miedo de ser otra cabeza cortada, le dijo:

“Majestad, Ud. debe ver su negocio online como el engranaje de un reloj. Si las piezas andan por separado, el reloj no funcionará. Pero si construye un engranaje lo suficientemente sólido y resistente donde cada pieza funciona si las anteriores y posteriores también lo hacen, el reloj dará la hora exacta cada día”

La reina se quedó tan intrigada con la respuesta, que le invitó a que se quedara todo el fin de semana en el palacio real para que le explicara con más detenimiento, qué era eso del  engranaje mágico.

Y si tú también quieres conocer en qué consiste, es muy fácil.

Te suscribes en el siguiente formulario, confirmas la suscripción desde la bandeja de tu correo electrónico y recibirás un SENCILLO Y SIMPLE E-MAIL (nada de PDF) que podrás leer en unos minutos, con el secreto del engranaje mágico.



No esperes recibir un “mega” e-book, una “mega” guía, una “mega” plantilla, un “mega” vídeo… que siempre terminan en el cementerio de los archivos olvidados o en la papelera de reciclaje.

Siempre he creído que el contenido es más importante que el continente (aunque si van de la mano mejor) y, en este caso, quiero que toda tu atención se centre en el primero.

Tras leer el secreto del engranaje mágico sabrás:

  • El concepto clave que todo el mundo repite en Internet pero que muy pocos entienden cómo llevarlo a la práctica para que tu negocio online venda más.
  • La razón principal por la que vendes menos que la Pantoja de Puerto Rico y cómo puedes ponerle remedio cuanto antes.
  • Por qué el copywriting es la mejor inversión que puedes realizar para relanzar tu negocio online y llevarlo a otro nivel.
  • Cómo construir un proceso de ventas online que funcione en piloto automático y te permita ser dueño de tu tiempo y no al revés.

Por cierto, después de recibir este valioso regalo en forma de e-mail (es más que copywriting, mucho más) tienes dos opciones:

  • Darte de baja de mi lista de suscripción o
  • Entrar a formar parte del grupo de personas curiosas que recibirán de manera frecuente, consejos e información de mucho interés sobre los negocios online, el copywriting, el marketing digital…y mucho más… siempre con historias que no te dejarán indiferente.

Aviso que también vendo mis servicios en dichos e-mails (esto va de que tú vendes y yo vendo). Si esto te molesta, te das de baja y listo.




También puedes conocer algo más de mí por aquí..

(no esperes un currículum vitae aburrido)

ASÍ SOY