Peter Guber cuenta en su libro “Storytelling para el éxito“, la historia de dos mujeres que, después de un año viajando por Sudamérica, montaron un restaurante en su ciudad natal.

Vale y ¿qué tiene esto de interés?

Pues resulta que cocinaban los platos que habían aprendido y comido durante su gran viaje.

Pronto comenzaron a ser conocidas en la ciudad, no solo por sus recetas deliciosas sino por algo que hizo que la gente no parase de entrar en su restaurante.

Algo que provocó que el boca a boca aumentara con el paso de los días.

En su carta relataban la historia que había detrás de cada plato: quién se lo había enseñado, dónde, en qué circunstancias…

La gente no iba solo a comer. Querían formar parte del viaje.

Seguramente no eran grandes escritoras ni expertas en literatura clásica ni filólogas.

Simplemente trasladaron sus vivencias y experiencias viajeras en un menú.

Sencillo, sin complicaciones.

Es un ejemplo claro del poder de las historias (storytelling) y como logran influir en la mente y en el comportamiento de las personas.

“Las historias no son la cereza del pastel. Son el pastel”

Peter Guber (empresario y productor de cine)

Pues imagínate usar este poder en tu web, en tus e-mails, en tu página de ventas, en tus anuncios…las ventas llegarán más rápido.

Y si encima sabes contar historias (no todo el mundo sabe) que provocan una acción final en tu cliente, ya juegas en otra liga.

Para eso, te recomiendo suscribirte a mi lista de correo.

“Las personas se convierten en los relatos que escuchan y en los relatos que cuentan”

Elie Wiesel (escritor húngaro)

Deja tu comentario

    Si te ha gustado lo que has leído, en mi lista de suscripción hay mucho más.


    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y se aplican Condiciones de servicio.